domingo, abril 23

La fábula de los dos pajaros carpinteros

Erase una vez un bosque en el sur de un lejano país llamado Chile. Frondosos alerces y araucarias de millones de años, verde por doquier... y volando entre las copas venía un pájaro carpintero de Canadá. Estaba maravillado ante tal hermosura. Hace un tiempo atrás había decidido tomar unas vacaciones al sur del mundo.

De pronto comenzó a sentir unos golpes secos sobre la madera y también unos quejidos. La curiosidad pudo más y voló a ver de que se trataba tanto alboroto. Lo que vió lo dejó estupefacto. Un carpintero Chileno, trataba infructuosamente de hacer su casa en un viejo arbol. El pobre golpeaba y golpeaba y no había forma de penetrar en la madera. Tenía el pico medio roto, medio inflamado y ya comenzaba a sangrar por un lado. El carpintero canadiense no pudo soportar la situación. Voló hasta su colega y le dijo:

-No problem, yu descansar que I me encargo de yu house... (spanglish!...)

El carpinero canadiense sacó una huincha de medir y un lapiz, hizo unos trazos en la madera y tacatacatacatacataca!!!!! ttrrrrrrrrr....... zas! una casa estilo gregoriana con dos pisos, balcón y piscina.

El carpintero chileno no lo podía creer. Agradecido recibió a su nuevo amigo y le mostró todas las maravillas del sur de Chile, prometiendo que iría a visitar a su amigo a Canadá.

UN AÑO DESPUÉS...

El carpintero Chileno sobrevolaba unos inmensos bosques en las lejanas y frías tierras de canadá. Iba decidido a encontrar a su amigo canadiense. De pronto comenzó a sentir unos grandes golpes en madera y unos quejidos impresionantes... siguió los golpes y oh sorpresa encontró a su amigo canadiense tratando de construir su casa en un gran árbol. Pero era imposible. No podía penetrar la madera y con el último golpe cayó medio desmayado. El Chileno corrió a socorrerlo y le dijo. Amigo... esta vez me toca a mi devolverte la mano.

El carpintero Chileno se mojó la pluma gorda del ala derecha, cerró un ojo y comenzó a tomar medidas de lejos... puesto que poseía la cualidad de tener un "ojo a plomo y el otro a nivel". Tomó un poco de vuelo y...

Takatakatakatakatakatatatatatatatatatat...ttttrrrrrrr....... k-bum!...

¡La mansión!... 54 dormitorios, 25 baños, cocina americana, loggia, sala de spa, jacussi, jardín de juegos y mesa de pool... y se quedó a pasar las vacaciones con su amigo canadiense.


MORALEJA:

"El pico funciona mejor fuera de casa"

2 comentarios:

Cpt. Ocio dijo...

jajajajajajaja...
Es una excelente moraleja, pero lamentablemente ni tú ni yo la vamos a seguir. Somos demasiado ingenuos y románticos... aún!

Un abrazo

Absurdo dijo...

Pero... cmom existen infinitos universos y realidades paralelas... muajajajaja... an alguna parte debemos ser unos maestros!!!